LIMBO

El universo definido por el espacio dentro de la semiesfera formada por un línea horizontal de corte transversal a la altura de los ojos de una persona y el arco que forma la cabeza respecto de la misma, junto al rectángulo que se forma si trazamos una raya vertical sobre su perfil en el punto más elevado, con su altura dada por el radio de la semiesfera, donde la base del mismo es la trayectoria desde esa línea hasta la paralela que dibujan las hojas del libro. Este es el lugar donde lo tangible (nuestra mente) y lo intangible (un relato) conviven en un espacio sin reglas, donde solo el lector puede dictaminar lo que es real de lo que no y lo que está vivo de lo que está muerto. Allí es donde se hacen realidad las historias, cobran vida las palabras y donde se libran las verdaderas batallas literarias.Que comience el viaje hacia el limbo...

miércoles, 19 de febrero de 2014

MOMENTO

Nada es absoluto,
el tiempo no escapa a la realidad de las cosas.
No miremos la eternidad, solo los momentos,
es así como visualizamos el trecho sobre el que existimos: nuestro momento.
Inhalo,
un momento.
Exhalo,
un momento.
Camino.
Cada paso define un lapso
y cada tranco es un recorrido,
entonces observo que en la ecuación del tiempo,
somos nada más que una sumatoria de momentos.
Apaciguo mi ritmo para reposar en la hierba.
Los diamantes de la cronología pierden su brillo,
se deshacen como agua y se escurren entre mis manos.
Las caricias del viento sobre el pasto se vuelven pálidas.
Todo se detiene.
Los engranajes de los relojes se funden y se hacen humo.
Me siento más liviano, me esfumo, me transformo en energía
y en el otoño de la vida, quedo suspendido en el aire.
Se desvanecen las raíces que me nutren del cáliz de la vitalidad.
Este, ya no es más mi momento.