LIMBO

El universo definido por el espacio dentro de la semiesfera formada por un línea horizontal de corte transversal a la altura de los ojos de una persona y el arco que forma la cabeza respecto de la misma, junto al rectángulo que se forma si trazamos una raya vertical sobre su perfil en el punto más elevado, con su altura dada por el radio de la semiesfera, donde la base del mismo es la trayectoria desde esa línea hasta la paralela que dibujan las hojas del libro. Este es el lugar donde lo tangible (nuestra mente) y lo intangible (un relato) conviven en un espacio sin reglas, donde solo el lector puede dictaminar lo que es real de lo que no y lo que está vivo de lo que está muerto. Allí es donde se hacen realidad las historias, cobran vida las palabras y donde se libran las verdaderas batallas literarias.Que comience el viaje hacia el limbo...

miércoles, 5 de marzo de 2014

EN LA VIDA

En la vida se pierde más de lo que se gana,
no es un principio, es un hecho
y el que sabe caminar ese trecho
le saca una cabeza a Kafka.
Es el inflexible destino de mierda
o la más puta de las probabilidades.
Algunos creen en sus propias habilidades
o le echan la culpa a la fortuna incierta.
Ahora se reciben todos de estadistas
y me da por los huevos esta nueva secta
de la gente que se maneja de manera correcta,
y donde el ateo sabe más que el sacerdote de misas.
Todos quieren llegar primero a la meta
pero esta mal vista esa competencia
entonces todos caminan rápido y sin paciencia
en una lucha silenciosa que no nos sienta.
La ideología del éxito te la meten como supositorio
y cuando hay que ganar por ganar,
se termina perdiendo por perder
y aceptarlo no es necesario, solo obligatorio.
Camina tranquilo, levantando polvareda y pateando cada piedra
que los especuladores limpien el camino
porque los que no entienden de lo que se trata todo esto odian el paso cansino,
mientras que intentan cortar camino trepando la hiedra.
Nacemos tan diferentes que impresiona lo parecidos que somos.
Al fin y al cabo te educan igual
y, como en la naturaleza, heredás ese gen esencial.
En la vida, lo superficial ocupa los más extensos tomos.
Tirá abajo esa puerta
y hace leña de ese árbol caído
quien sabe si está todo ganado o perdido.
La ciencia, a veces, no es cierta.
Te apagan la llama que vos mismo prendiste
porque no es lo suficientemente fuerte para iluminar sus caminos
pero si quieren ver, que usen sus instintos
y no te roben la perspectiva que vos mismo hiciste.
Gritale "puta" a la vida
y si no contesta nada,
es porque está dominada
y entendió que está vendida.
No tengas miedo de que se te adelante
vos le decís donde es la meta,
lo demás no existe, ni Dios.
Pero eso sería ponerse demasiado existencialista,
y a la vida y a Kafka,
ya le sacamos una cabeza.